febrero 07, 2006

El Huáscar chileno y los papeles de Salamanca

O de cómo duele devolver lo que se envuelve con el mohó dec historias encontradas…

Durante meses el Monitor Huáscar [..] y otras unidades peruanas recorrieron las costas chilenas impidiendo el transporte de tropas y pertrechos hacia el lugar de operación de la guerra,[…] Esta situación no sólo tenía casi detenidas las operaciones, sino que ponían en serio peligro las posibilidades de éxito de Chile en esta guerra. Debido a ello, el gobierno, a través de su Ministro de Guerra en Campaña, don Rafael Sotomayor, en conjunto con el Alto Mando Naval y Militar, se empeña en una campaña destinada a capturar al Monitor Huáscar, principal causante del hostigamiento de las costas chilenas.
[…] A las 9:20 A.M. el Almirante Grau decide que la única opción honrosa a esas alturas era ofrecer combate y comienza a hacer fuego contra el Cochrane, quien no contesta hasta tener una distancia de 2.000 metros, desde donde descarga todo su fuego, el que al acortar distancia se hacía cada vez más certero. Mientras tanto el Huáscar pretendía eludir el fuego poniendo proa en dirección a Mejillones, siendo hábilmente envuelto por el Cochrane, que descarga incesante sus granadas sobre el enemigo, dando una de ellas de lleno en la torre de mando, la que causó la muerte del Almirante Grau. Luego el Huáscar gira hacia estribor, siendo interpretado como una acción para enfrentar al Cochrane con el espolón, por lo cual la nave chilena efectúa un movimiento envolvente, dejando al Huáscar a total merced de su potente fuego, el que causa cuantiosos daños en el blindaje y en la cámara del Comandante. Ya a las 10:15 A.M., el Blanco Encalada llega al lugar del combate, causando graves daños en el Monitor Huáscar. Luego de este ataque la bandera peruana es arriada por algunos minutos, lo que hace cesar el fuego por parte de las naves chilenas; pero rápidamente es izada de nuevo, enfrentando con nutrido fuego al Cochrane y Blanco Encalada, girando hasta ponerse de proa frente al blindado chileno.
El Cochrane avanza directo al choque frontal contra el Huáscar, desviándose sólo unos 25 metros, lo que deja al buque peruano completamente a merced del fuego del Cochrane y del Blanco Encalada, comenzando su tripulación a lanzarce al agua, arriando su bandera a las 10:55 A.M.

Inmediatamente oficiales y tripulación del Cochrane, al mando del Teniente Juan M. Simpson, acompañado del Teniente Rogers, del ingeniero Warnes y de una sección de marinería, abordan el Monitor Huáscar, obligando revolver en mando a los ingenieros de la nave peruana a cerrar las válvulas que habían abierto con la intención de hundir el buque. Posteriormente abordan el Huáscar desde botes del Blanco Encalada, el Capitán de Corbeta Luis A. Castillo, el Capitán de Corbeta Guillermo Peña, acompañados de oficiales, marinería y personal de máquinas y enfermeros, haciéndose efectiva en ese momento la orden que nombraba Comandante del Huáscar al Capitán Guillermo Peña, 2° Comandante del Blanco Encalada, quien, cuando la situación estuvo absolutamente controlada, condujo el Monitor hasta Mejillones, donde se transbordo a los prisioneros y se dio cristiana sepultura al Almirante Grau, después de haberle rendido honores militares correspondientes a su investidura y en presencia del Ministro de Guerra en campaña y Jefes del Ejército y la Armada.

Un día después, el Monitor Huáscar navegaba hacía Valparaíso, enarbolando la bandera chilena […]

Bueno el Huáscar continúa en Chile como museo y no creo que lo devolvamos…en fin sería un gesto…

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¿Chile y Peru son la misma nacion?

10:54 a. m.  
Blogger Tao said...

Chile país vencedor vs Perú perdedor...despojado de et. al. en la guerra del pacífico...
http://www.laguerradelpacifico.cl/home.htm
Ni en los suños de Bolivar ceo seríamos lo mismo :-(

6:56 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

es increible q haya pasado tanto tiempo y todavia las heridas no se hayan cerrado del todo. Como aquí, en Lima, cuando a veces escucho a gente refiriendose a Chile de una manera no muy agradable q digamos...

3:16 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

como dijo una vez Manuel Gonzales Prada, gran pensador del perú "el perú podrá ser todo, pero tenemos a Grau"... su memoría exalta los corazones peruanos y despierta los más íntimos sentimientos de peruanidad. El peruano del milenio fue el dueño indiscutible del pacífico sur, sembrando terror entre la escuadra chilena y despertando admiración alrededor del mundo. Nunca atacó población civil alguna, ni cortó sus suministros... siempre fue el caballero de los mares, quien envió las prendas a la esposa de Prat y salvó a los sobrevivientes de la esmeralda en iquique, quienes gritaron "viva el perú generosos!"; mientras la covadonga acribillaba a los naufragos peruanos de la independencia...

personalmente pienso que lo que está en talcahuano no es en absoluto el glorioso monitor peruano huascar y jamás deberían devolverlo... eso sería una deshonra para la memoria de los heroes del huascar cuya ultima voluntad fue abrir las válvulas y hundirlo... Grau dijo "si el huáscar no regresa victorioso, yo tampoco lo haré" y efectivamente así fue...

Luego del combate, el huascar quedo casi totalmente destruído... llevado a valparaíso y recontruído por astilleros ingleses...
Si el huascar no murió con grau en angamos sí lo hizo, totalmente deshonrado, al atacar suelo peruano...

Es un trofeo de guerra, y como tal si los peruanos quisieramos recuperarlo debería ser por la vía de las armas...
En todo caso lo que deberíamos hacer, si algún hipotético día a chile se le ocurre entregarlo (muy improbable), es hundirlo en el mar de grau, tal como fue la voluntad de sus gloriosos tripulantes...


Gloria a Grau!!!

9:25 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

UNESCO Libraries Portal Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 Spain License. Acerca de esta bitácora: El Tao es vacío (como un cuenco). Se puede usar pero jamás se colma su capacidad. Lao Tzu.Tao de la Gracia